Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Palabras de S.M. el Rey durante el almuerzo ofrecido al Secretario General de

Palacio Real de Madrid, 7.2.2021

Sr. Secretario General, sea muy bienvenido a España y permítame que se lo diga también en portugués, essa bela língua tão próxima e querida para nós que, com o idioma español, constitui a base lingüística comum do grande espaço ibero-americano. Seja muito bem-vindo a sua casa.

É uma verdadeira honra recebê-lo hoje em Madrid, por ocasião desta visita que me permite felicitá-lo pela sua recente reeleição como Secretário-Geral das Nações Unidas. A Comunidade Internacional reconheceu o excelente desempenho do seu primeiro mandato e confiou-lhe a liderança da Organização numa altura em que o mundo está a atravessar a crise sanitária mais grave desde a IIª Guerra Mundial.

Poco a poco nuestras sociedades se recuperan de la pandemia y todos deseamos que sea una victoria definitiva. El hecho de que apenas un año después se desarrollaran vacunas eficaces y en menos de dos dispongamos de ellas demuestra, efectivamente, la capacidad de nuestras sociedades, de la Humanidad en su conjunto, para hacer frente a grandes riesgos y desafíos colectivos y globales. Usted mismo ha señalado, señor S.G., que “la ciencia está triunfando, pero la solidaridad está fallando”.

En este sentido, hasta que no estemos todos libres de la pandemia no la habremos vencido. NNUU ha puesto los medios mediante la iniciativa COVAX y nos ha urgido a los Estados para alcanzar acuerdos frente a futuras pandemias. Ahora corresponde a los países más desarrollados hacer un esfuerzo para que las vacunas lleguen a todos.

Y al hacerlo, se están utilizando instrumentos establecidos por NNUU, que funcionan y que han sido diseñados por profesionales de la Organización, la cual se ha coordinado con los sistemas de salud nacionales. Quiero, señor S.G, transmitir nuestro recuerdo, reconocimiento y gratitud a quienes, con profesionalidad, altruismo e incluso heroísmo, han dado lo mejor de sí mismos, para liberar a los demás de esta enfermedad.

Ante esta crisis, el multilateralismo se ha revelado nuevamente como el mecanismo idóneo hacer frente a problemas comunes. Solo si los Estados trabajamos juntos encontraremos las mejores soluciones.

Y este planteamiento es extensible a otros problemas globales, como el cambio climático. España acogió en 2019 la 25ª Conf. de las NNUU sobre el Cambio Climático −que contó con su presencia− y mira ahora con esperanza al próximo encuentro, que tendrá lugar en otoño. El objetivo es hacer frente a un desafío cuya resolución no puede esperar. Y, empleando sus propias palabras, Sr. S.G., con la meta de llegar “a un acuerdo de paz con la Naturaleza”, un acuerdo ambicioso, prioritario sin duda, beneficioso para todos y que se presenta como una verdadera oportunidad para la Humanidad en el contexto de recuperación de la pandemia.

"...reafirmar el compromiso de nuestro país con el multilateralismo y con la Organización que tan dignamente dirige. Porque España está en las NNUU y quiere que las Naciones Unidas estén en España..."

Todas estas iniciativas demuestran que, tras 75 años de existencia, la creación de una institución que reúna a todos los Estados compartiendo métodos y objetivos se ha revelado un gran acierto de los delegados de la Conf. de San Francisco de 1945.

A esa conferencia asistieron 850 delegados. De ellos, solo cuatro eran mujeres, y solo una, Minerva Bernardino, de la República Dominicana, firmó el texto. Han pasado 76 años y ha sido bajo su mandato cuando se ha alcanzado la paridad en los organismos directivos de la Organización. Y la igualdad de género se ha convertido en una de sus políticas principales. Es una triste realidad el hecho de que las mujeres no estén suficientemente representadas en numerosas instituciones. Como también es una triste realidad —como ha denunciado Caddy Adzuba, Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014— que, en un mundo con conflictos, las mujeres y los niños sean víctimas de discriminación o violencia. Hemos avanzado, pero queda muchísimo por hacer.

Sr. Secretario General,
Cuando estalló la pandemia, hizo un llamamiento a un alto el fuego universal para que el personal sanitario pudiese llegar a todos los rincones del mundo para salvar vidas. Desgraciadamente, los conflictos no han cesado y han seguido cometiéndose graves crímenes contra la Humanidad.

España cree firmemente en el Estado de Derecho, también en el plano mundial, y por eso apoya instituciones que, como la CPI (Corte Penal Internacional), trabajan incansablemente en favor de la justicia.

España cree que, especialmente en situaciones de conflicto, la protección de los hospitales y la seguridad de las escuelas deben constituir prioridades irrenunciables. Por eso, acogimos con ilusión la III Conf. Internacional de Escuelas Seguras en 2019, y participaremos activamente en la IV que se celebrará este otoño en Nigeria.

También durante la pandemia los integrantes de las OMPs (Ops. de Mnto. de la Paz de las NNUU) pudieron comunicarse con los servicios centrales de la Organización gracias al apoyo técnico prestado por la Base de NNUU en Quart de Poblet, que usted visitó ayer con ocasión del 10º aniversario de su instalación. Guardo un recuerdo muy grato, por cierto, de la inauguración en julio de 2011, a la que asistí con el entonces Sec. Gen. Ban Ki Moon.

Efectivamente −como decimos− un nuevo problema está surgiendo debido a la imparable digitalización en las comunicaciones y, sobretodo, a los abusos o mal uso que se hace de ellas. La Base de Quart de Poblet representa, precisamente, la realidad y la esperanza de que ese problema se convierta en una oportunidad, y de que la revolución digital que está conociendo la Humanidad sirva para reforzar los tres grandes objetivos de NNUU: la paz y la seguridad contra el flagelo de la guerra, el desarrollo contra la pobreza y la desigualdad, y los derechos humanos contra la injusticia.

Una vez más, pensamos que la solución pasa por el multilateralismo, como demuestra la estrategia y el plan de acción contra el discurso del odio aprobados en Sept. de 2020.

Y termino ya mis palabras, Sr. Sec.Gen. Gracias por su visita; y ante usted me da mucho gusto reafirmar el compromiso de nuestro país con el multilateralismo y con la Organización que tan dignamente dirige. Porque España está en las NNUU y quiere que las Naciones Unidas estén en España.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin