Skip Ribbon Commands
Skip to main content
Activitats i agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Palabras de S. M. el Rey en la entrega de la I Edición Internacional de Ciencias Médicas Doctor Juan Abarca “Abarca Prize”

Hotel Mandarín Oriental Ritz. Madrid, 10.27.2021

Hoy asistimos al nacimiento del Premio Internacional de Ciencias Médicas Doctor Abarca, “Abarca Prize”, creado con la vocación de reivindicar el valor del talento médico y científico, así como la capacidad de nuestras sociedades de mejorar la vida de las personas. Por ello, quiero comenzar mis palabras expresando el reconocimiento que merece este galardón. Mi más afectuosa enhorabuena.

Es una realidad que la capacidad de descifrar el enigma de la enfermedad, de comprender las situaciones que amenazan la vida, y de conocer los factores genéticos y de diversa índole, nos han permitido, como sociedad avanzada, armarnos de conocimiento.
Recientemente —en estos últimos casi dos años— se ha hecho aún más evidente que solo mediante el conocimiento podremos hacer frente a los retos que amenazan a nuestras sociedades y mantener las cotas de bienestar alcanzadas.

Efectivamente, en este tiempo hemos afrontado una situación histórica que ha puesto en riesgo nuestra forma de vida y nuestras expectativas como sociedad global. Y, sobre todo, hemos sufrido la dolorosa pérdida de millones de personas en todo el mundo, que ya no están con nosotros.

Pero también es cierto que, por primera vez en la historia, hemos asistido a una demostración tan amplia y extendida de la capacidad del talento sanitario e investigador mundial que, a pesar de las evidentes dificultades y carencias, ha superado todas las expectativas al lograr en tiempo récord el desarrollo de las vacunas frente a la COVID-19. Gracias a ello, estamos logrando retomar paulatinamente la normalidad en nuestras vidas, mirando al futuro con mayor confianza y esperanza.

En esta oportunidad quiero también dedicar de nuevo unas palabras de reconocimiento a todos los profesionales sanitarios y a los investigadores de España que lo habéis hecho posible. España es un país con indudable talento científico. Los últimos datos nos sitúan entre las diez naciones con mayor producción científica del mundo y, particularmente, el área de la biomedicina proporciona una mayor contribución a esa destacada posición.

Pero aún podemos mejorar nuestras capacidades para convertir también la riqueza científica en riqueza industrial. Incentivar el diálogo entre científicos e industrias, con un lenguaje común, favorecerá el alcance de metas más beneficiosas para toda la sociedad.

"...el Premio se distingue de otros del ámbito de la ciencia, la investigación y la salud -igualmente importantes- por su voluntad de reconocer aquellos descubrimientos que tienen un impacto real en la vida de las personas. No en vano lleva el nombre de una persona cuya vocación profesional ha estado dirigida, precisamente, a mejorar la vida de sus conciudadanos..."

Por todas estas razones, el nacimiento de este premio es igualmente un hecho de gran significación. En primer lugar, porque facilita dicho diálogo. Pero, sobre todo, porque una sociedad justa es aquella que sabe agradecer y reconocer los méritos de sus ciudadanos que demuestran una mayor capacidad, generosidad y entrega. Aquellos que vuelcan todos sus esfuerzos en mejorar la vida de los demás.

Este premio se distingue de otros del ámbito de la ciencia, la investigación y la salud —igualmente importantes— por su voluntad de reconocer aquellos descubrimientos que tienen un impacto real en la vida de las personas. No en vano lleva el nombre de una persona cuya vocación profesional ha estado dirigida, precisamente, a servir y a mejorar la vida de sus conciudadanos. No me olvido de que el Sr. Abarca sirvió también como médico militar en el Ejército del Aire.

El Doctor Abarca y su familia han comprendido que emprender significa también generar valor en la sociedad. Le reitero mi más sincera enhorabuena, la de todos nosotros, por su trayectoria y por su firme empeño: por su voluntad y su compromiso que hoy se expresan con la entrega de este galardón.

Gracias también y muchas felicidades a los candidatos y a los finalistas de este premio, porque detrás de cada una de candidaturas hay siempre personas y profesionales de gran valía y talento, cuyas líneas de investigación son de enorme relevancia para el desarrollo investigador y para la obtención de los mejores resultados científicos. A los miembros del jurado también les quiero dar las gracias por su difícil tarea.

Pero, naturalmente, hoy quiero expresar mi más afectuosa enhorabuena al otro principal protagonista de esta jornada, el ganador del 1º Premio Internacional de Ciencias Médicas Dtor Juan Abarca, el Profesor Jean-Laurent Casanova. Su dilatada trayectoria académica e investigadora es admirable.

El hallazgo que ha conducido al fallo del jurado en este primer premio ABARCA —el descubrimiento de los factores genéticos relacionados con el curso clínico de las infecciones— es de enorme trascendencia, y permitirá mejorar el pronóstico de millones de personas a nivel mundial. Los avances de brillantes investigadores como los suyos, Prof.Casanova, son, en suma, avances del conjunto de la sociedad, como señalaba al principio de mi intervención. Felicidades, gracias y todo nuestro ánimo para continuar su labor tan frictífera.

Termino ya, con mi deseo de que esta sea la primera de muchas ediciones del premio ABARCA, una auténtica expresión de compromiso con la sociedad y con la excelencia en las ciencias médicas.

Muchas gracias.

Tornar a Discursos
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

Vídeo

Intervención de S.M. el Rey en la entrega del "Abarca Prize"